La educación y la red … los retos

Ahora que he “habitado” la red con más tiempo, explorado y practicado nuevas herramientas, leído y analizado diversas ideas sobre el sentido de las redes en internet, tengo esa “sensación-conciencia” que entre más conozco sobre estos temas, más es lo que me doy cuenta que desconozco.

Ideas,  herramientas tecnológicas  y redes sociales (algunas ya conocidas y otras no tantos) como: alfabetización digital, TIC, poder de la información, herramientas teconológicas, redes sociales (de ocio, entretenimiento, análisis de la realidad), sistemas de realidad aumentada, información y conocimiento, establecer y contruir significados en las redes sociales, abundancia de información que no conocimiento, escuela-lugar escuela-nodo, aprender en red y en la red, flujos de comunicación (verticales, horizontales, de uno a muchos, de muchos a muchos, de todos a todos), ambientes de aprendizaje, clase invertida, educación y virtualidad … y otras, han sido en estos últimos días los temas que revolotean en mi cabeza y que he explorado y practicado.

Ha sido una experiencia satisfactoria adentrarme más a las redes sociales de internet y ver las diversas posibilidades de comunicación. Ciertamente me gusta y disfruto mucho la comunicación presencial, más que a través de una máquina o aparato, sin embargo, según la situación y el contexto actual de la comunicación por las redes podré elegir como comunicarme (tengo más opciones).

De los retos  para la educación en red que se señalan en la consulta hecha por el New Media Consortium (NMC) y el eLearn Center de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC):

  1. Transformar las estructuras institucionales atendiendo a modelos de la sociedad del conocimiento.
  2. Incorporar de manera eficiente y eficaz las tecnologías para la docencia y la investigación.
  3. Promover el desarrollo de competencias digitales para el desarrollo de la disciplina y de la profesión.
  4. Flexibilizar el acceso y planificar experiencias de aprendizaje abiertas.
  5. Ofrecer tecnologías e implementar prácticas acordes a una formación personalizada y personalizable.
  6. Identificar mecanismos que estimulen y promuevan la innovación docente apoyada en las TIC.
  7. Realizar investigación educativa en educación superior.
  8. Centrar la evaluación de la innovación educativa en una cultura que añada la tecnología al modelo educativo.
  9. Implementar mecanismos de apoyo a la actualización de conocimientos y competenciasdel mundo digital.
  10. Garantizar la competitividad y sustentabilidad de la institución educativa.

Requieren a manera personal: tiempo, disposición, deseo de explorar y practicar herramientas y redes sociales, y tener actitud crítica, reflexiva y constructiva. A nivel institucional que vayamos contruyendo  la infraestructura, las estrategias, los propositos y las interconexiones que ayuden a dar sentido y significado a las necesidades personales y sociales.

Advertisements

Perfil del docente

Apliqué una encuesta a una muestra de estudiantes de licenciatura del ciclo escolar otoño 2000, que estuvieran cursando al menos el 87.5% de sus créditos (equivalente al 7mo. y 8vo. semestres) de las carreras  de Relaciones Industriales, Administración de Empresas, Contaduría Pública y Administración Financiera, de la Universidad ITESO (Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente). La encuesta se aplicó a 155 alumnos que representaban el 67.4% del total.

     Con la encuesta se quería conocer a mayor profundidad cuáles son las características –positivas y negativas- de los docentes que resultan relevantes para los estudiantes universitarios de los últimos semestres; también se identifican las acciones que, a juicio de los mismos estudiantes, los profesores realizan para que se obtenga un aprendizaje significativo.

      Eran cuatro preguntas cualitativas que partían de las experiencias que los estudiantes habían tenido con los(as) maestros(as) de su carrera:

  1. ¿Cuáles son las características positivas que más valoras de ellos(as)?
  2. ¿Cuáles son las características que más rechazas de ellos(as)?
  3. Con tus propias palabras, el aprendizaje útil o significativo es aquel que … (¿Cómo es?,  ¿qué implica?,  ¿qué características tiene?,  etcétera).
  4. ¿Qué acciones del maestro te han facilitado lograr un aprendizaje útil o significativo? (¿Qué hace?,  ¿cómo lo hace?,  ¿cómo se comporta?,  etcétera).

La captura de los datos se realizó en Excel por facilidad en el manejo de la información. Para la sistematización y análisis de los datos se siguieron los planteamientos de (González en Mejía Arauz, Rebeca y Sandoval Sergio A. 1998) referidos al proceso inductivo, que sugiere partir de lo particular a lo general. Este proceso implica cuatro operaciones: conceptualizar, categorizar, organizar y estructurar.

Con base en este método, se identificaron las diferentes unidades de análisis contenidas en las respuestas de cada encuestado en cada una de las cuatro preguntas realizadas.

Cada unidad de análisis obtenida en la encuesta aplicada, fue agrupada en categorías, resultando X categorías (según la pregunta en cuestión) distintas que corresponden al nivel 1 del mapa o esquema para cada pregunta

Las categorías de nivel 1 fueron analizadas y agrupadas en X nuevas categorías, según la pregunta en cuestión, (nivel 2 del mapa), las categorías de nivel 2 se revisaron para agruparse a su vez en X categorías (según la pregunta en cuestión) de nivel 3 y nuevamente se realizó el análisis para llegar a las últimas 4 categorías (nivel 4).

     Para efectos del análisis de resultados de este estudio se tomarán como base las categorías de nivel 4 (a las que se les llamará categorías) y las de nivel 3 y, en algunos casos, de nivel 2, que serán llamadas subcategorías[1].

      Para la primera pregunta hubo 912 respuestas agrupadas de acuerdo a las categorías (nivel 4 azul) y subcategorias (nivel 3 verde, nivel 2 blanca) siguientes:

CARACTERÍSTICAS POSITIVAS

Categorías y subcategorías

Abs.

%

Competencias profesionales

152

16.7%

Conocimiento y capacidad

97

10.6%

Experiencia

55

6.0%

Formas de enseñar

238

26.1%

Saber enseñar

93

10.2%

Dinámica en clase

82

9.0%

Comunicación

42

4.6%

Diseño y manejo de material

11

1.2%

Conducción del grupo

10

1.1%

Actitudes

503

55.2%

Relación alumno-maestro

147

16.1%

Trato con el alumno

117

12.8%

Por su humor

26

2.9%

Interacción grupal

4

0.4%

Apertura y comprensión

151

16.6%

Abiertos

73

8.0%

Comprensión

78

8.6%

Compromiso y cumplimiento

81

8.9%

Compromiso

38

4.2%

Cumplimiento

31

3.4%

Exigentes

12

1.3%

Actitudes personales y valores

34

3.7%

Personales

15

1.6%

Valores

19

2.1%

Interés por el aprendizaje del alumno

90

9.9%

Otros

19

2.1%

Total (categorías)

912

100%

Como se observa, la categoría de actitudes es la más mencionada con más de la mitad de las respuestas (55.2%), siguiendo la forma de enseñar con 26.1% y después las competencias profesionales con 16.7%.

 

     Me interesa saber más sobre que actitudes debe desarrollar un docente (además de las que aquí se mencionan) y cuál es el perfil de un docente interesado en que los estudiantes tengan aprendizajes significativos, colaborativos y reflexivos.

 

En varios blogs y ponencias he encontrado algunas reflexiones al respecto.

http://patcalde.blogspot.mx/2010/10/actitudes-esenciales-del-profesor-para.html

http://manuelhernandezgonzalez.blogspot.mx/2013/06/soy-buen-profesor.html

http://www.congresoretosyexpectativas.udg.mx/Congreso%203/Mesa%204/Mesa4_29.pdf

http://aprenderenlasociedaddigital.blogspot.mx/2012/10/el-profesor-universitario-20.html

 

 

 

 

Mejía Arauz, Rebeca y Sandoval Sergio A. (coords.) (1998). Tras las vetas de la investigación cualitativa. Perspectivas y acercamientos desde la práctica. ITESO, Guadalajara, México.


[1] En este estudio la definición de las categorías y subcategorías, a partir de las unidades de análisis, se realizó bajo los criterios del propio autor. Para otros estudios es posible agrupar las unidades de análisis en otras categorías y subcategorías.

Sobre redes y conocimiento

   Más que evidente, es la abundancia de información que encontramos hoy en internet y sus diferentes redes, que no necesariamente es igual a conocimiento. El conocimiento es un constructo social, como yo lo entiendo,  que se da a partir de las relaciones  y las conexiones sociales y que estas mismas lo van validando. El aprendizaje en cada persona pasa por su experiencia, gustos, prácticas, expectativas, necesidades, motivaciones y situaciones que enfrenta en su realidad.

“Ciertamente, la formación permanente es hoy una realidad, pero se encuentra inseparablemente ligada a la mercantilización del conocimiento, y en la inmensa mayoría de casos se da en el contexto laboral. Si el entorno económico y productivo evoluciona, dicha actividad se convierte en imprescindible. Aprender a ser más productivos es hoy una parte más de nuestro trabajo, y la única alternativa es una rápida obsolescencia. De hecho, a causa de la necesidad de adaptación al cambio permanente, nos vemos obligados a dedicar cualquier esfuerzo intelectual a intentar no quedar rezagados: aprender inglés o informática se ha convertido para muchas personas en objetivos casi inalcanzables que no dejan tiempo para nada más. Como reza el dicho popular, lo urgente no nos permite hacer lo importante” (Brey p.34 en Brey, Innerarity, Mayos, 2009).

   Como menciona Brey en la cita y en su escrito, hay una mercantilización del conocimiento donde este adquiere relevancia en la medida en que se ayuda a generar más productividad y riqueza para ciertos grupos de poder.

Con estas breves ideas me surgen las siguientes preguntas que conforme las vayamos contestando en conversación y diálogo enriqueceremos nuestro conocimiento (es la apuesta).

¿No es una trampa la abundancia de información con las nuevas tecnologías de la “matrix”?

¿Qué propósitos debemos de intencionar como institución (nosotros parte de ella) para el uso de redes y tecnología en internet?

¿Cómo habitar en  la red  para construir significados que den respuestas a las inquietudes y necesidades personales y sociales?

Brey, A.; Innerarity, D. y Mayos G. (2009). La Sociedad de la Ignorancia y otros ensayos. [Pdf]. Barcelona: Libros Infomanía. En: http://www.infonomia.com/pdf/sociedad_de_la_ignorancia_es.pdf

 

Identidad 1

Había un perrito que se llamaba Chiste. Chiste salió a la calle, lo atropelló un coche y se murió Chiste y se acabó el chiste.

bonito día: Las caricaturas de Tiago Hoisel

Fue el primer chiste (o concepto de chiste) que recuerdo y que platiqué por primera vez (tenía alrededor de 4 años). Desde entonces me gusta contar chistes.

Estoy practicando la incursión en los blogs. En este blog espero ir incorporando chistes, cuentos, anécdotas, recuerdos, vaciladas y otras cosas no tan de vacilada.

Así, invito a que si saben de un buen chiste o algo que quieran de lo que mencioné lo pueden enviar.

Ahí va uno:

El esposo llama desesperado y molesto a la recepción del hotel.

-“Por favor vengan rápido que estoy teniendo una discusión con mi

Esposa  y ella dice que va a saltar por la ventana”.

De la recepción le responden: “Señor, ese es un asunto personal”.

Y el esposo le dice:

 – Si señor, pero la pinche ventana no abre, y eso ya es un problema de

mantenimiento!!

Hasta la próxima.